Las ventas de vehículos nuevos en Brasil cayeron 19.2% en junio, ante igual mes del año pasado, el peor desempeño para ese mes de la última década, según informó el lunes la Fenabrave, la entidad que nuclea a las concesionarias.

Entre autos de paseo, utilitarios livianos, camiones y autobuses se vendieron un total de 171,800 unidades el mes pasado, lo que significó un aumento de 2.6% ante mayo, aunque por el calendario junio tuvo un día de trabajo más, que terminó compensando el estancamiento de las ventas diarias.

NOTICIA: Producción de autos en Brasil se desploma 12.5% en febrero

Como ocurre desde el inicio del 2016, las concesionarias mantuvieron el número de menos de 8,000 autos vendidos cada jornada, una cuenta que no incluye a los vehículos comerciales pesados. Con el resultado, el sector cerró el primer semestre colocando en el mercado 983,600 vehículos, 25.4% menos que el volumen de igual período del año pasado.

El balance de Anfavea reportó que también sufrió una fuerte caída la comercialización de motos en el país en junio, cuando se entregaron 20% menos que un año atrás. Frente a mayo, la baja en la venta de motocicletas alcanzó 6.4%, con 81,000 entregadas a los clientes. En el primer semestre, se vendieron 547,100 unidades, 148% por debajo del mismo período de 2015.

NOTICIA: Industria automotriz de Brasil, en su peor nivel en 10 años

Líder holgadamente en el mercado de vehículos de dos ruedas, Honda se quedó con 73.9% del total vendido el mes pasado, y en segundo lugar se ubicó Yamaha, con 9.9 por ciento.

El mercado automotriz sufre el efecto de la crisis económica que golpea a la economía brasileña. Peugeot Citroën (PSA) anunció que registró un perjuicio de 582.3 millones de reales en su filial brasileña en el 2015, al divulgar su balance el viernes.

NOTICIA: Brasil vuelve a bajar pronóstico para ventas de autos

Una reestructuración en marcha ayudó sin embargo a reducir las pérdidas que en el ejercicio anterior sumaron 700 millones de reales. Pero el monto que factura PSA en Brasil sigue siendo inferior a los costos y gastos que tiene la compañía con la operación.

abr