Las ventas de vehículos ligeros en México cayeron 6.4% durante julio pasado, al vender 114,312 unidades, que significan 7,798 autos menos respecto al mismo mes del 2017, reportó la industria automotriz.

La disminución en la comercialización durante el séptimo mes del 2018 sumó 14 meses continuos de pérdidas para el mercado automotor mexicano, y julio registró dos años continuos de pérdidas, informaron la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

La férrea competencia de las nuevas marcas automotrices asiáticas han robado mercado a las grandes empresas en volumen de venta. Tan sólo Volkswagen registró una caída de 26.1%, con 4,497 unidades menos que el mes previo; mientras Nissan descendió 14.2%, con 4,027 autos menos. Ambas marcas restaron 8,524 unidades a la comercialización de la industria general.

Guillermo Rosales, director de la AMDA, explicó que la industria continúa enfrentando condiciones adversas ante la pérdida de poder adquisitivo de consumidores de automóviles subcompactos y presiones en tasas de interés al alza.

Aun así destacó que la estimación de ventas publicada por AMDA para julio se encuentran 3.4% por arriba de los resultados obtenidos.

FCA y Ford continúan con descensos, con 15.2 y 16.9 por ciento. En cambio, General Motors, una de las marcas de mayor volumen de ventas, creció 1.1%, respecto a julio del 2017.

Por su parte, las automotrices que más repuntaron son Suzuki con 27.8%, Hyundai con 22.9% y Mazda con 11.9 por ciento.

En el acumulado enero–julio 2018 se registraron 795,011 vehículos ligeros vendidos, registrando una caída de 8.1% en relación al acumulado del mismo periodo del año previo.

La estimación anual en el escenario bajo de AMDA es de 1 millón 452,000 unidades para el 2018

“Esperamos que al cierre del año podamos tener mejores condiciones en el ánimo de los consumidores que impulsen la demanda para disminuir el descenso en comparación al 2017”, confirmó Guillermo Rosales.