Los fabricantes de automotores General Motors (GM) y Ford anunciaron el martes fuertes alzas de ventas en Estados Unidos en abril, afirmando que se debió a sus modelos "más eficientes" en cuanto a combustible, en tanto Toyota declaró un aumento menor.

GM anunció un alza de 26% de sus ventas en Estados Unidos en abril, a 232,538 unidades, afirmando que fue gracias a sus modelos "más económicos en carburante".

Mientras, Ford, segundo fabricante estadounidense de automotores, anunció haber vendido 189,778 vehículos, un alza de 16.4% en un año, volviendo a estar por detrás de GM, al que había superado en marzo por primera vez desde 1998.

Por su parte, el japonés Toyota anunció un alza de 1.3% de sus ventas en Estados Unidos en abril, a 159,540 unidades, menos que lo esperado por el gabinete especializado Edmunds.com.

GM aseguró en un comunicado que "ganancias sólidas por la línea de autos todo terreno 'crossover'" es decir montados sobre una carrocería de auto y no de camioneta, llevaron sus "ventas al alza".

En momentos en que el precio de la nafta se dispara "los consumidores comienzan a cambiar sus vehículos grandes contra otros más pequeños y más económicos en carburante", precisó.

Ford dijo a su vez: "la demanda de los consumidores por los modelos eficientes de Ford continúa creciendo".

En marzo, GM había vendido 206,621 vehículos en Estados Unidos, un alza de 9.6% de sus ventas en un año, pero había sido superado por el hasta entonces número dos Ford en cifra de ventas mensuales, por primera vez desde 1998.

RDS