María Alejandra Rodríguez García / EL ECONOMISTA

La ventas comparables de los afiliados a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) crecieron 3.9% en enero, su inicio de año más débil desde la caída de 1.7% del 2014.

Descontando el efecto inflacionario —el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó una inflación de 5.5% en enero—, las ventas en el primer mes del año cayeron 1.5%, su novena contracción al hilo a unidades iguales; mientras que las totales consiguieron crecer 1.7 por ciento.

El analista de Banorte Ixe, Valentín Mendoza, estimó que para la primera mitad del año podríamos estar viendo un dígito medio (crecimientos de 5%) en los indicadores de consumo, siempre y cuando la tendencia de la inflación continúe a la baja y ello ayude en la generación de ticket; teniendo para la segunda mitad del año repuntes que podrían ser significativos una vez liberada la tensión de las elecciones y la vista puesta en el Mundial de Futbol Rusia 2018.

Como prueba de lo anterior, mencionó a las ventas a unidades iguales de Walmart en México, que crecieron 7.6% en enero, impulsadas por un alza de 5.2% en el ticket promedio, una muestra de que la estrategia de que los precios bajos están siendo un detonante para los consumidores.

“Pese a que la inflación se desaceleró en el mes correspondiente, los salarios reales y consecuentemente el poder adquisitivo de los hogares siguen creciendo por debajo de ésta. Otros indicadores, como la confianza y crédito al consumo, presentan tendencias menos favorables para el gasto de las familias”, explicó Grupo Financiero Ve Por Más en un comunicado.

Para Ve Por Más, causa mayor preocupación que la cifra sigue moderándose pese a la fácil base de comparación: en enero del 2017 se cerraron tiendas en función de los saqueos y las protestas por el aumento en el precio de las gasolinas, afectando así el desempeño de las ventas. “Consideramos que un efecto calendario adverso (al contarse en enero del 2018 con un domingo menos que en el mismo mes del año anterior) posiblemente contribuyó marginalmente al menor dinamismo en la variable”.

El crecimiento reportado en enero de 3.9% en las unidades de la ANTAD es la segunda desaceleración mensual, y quedó por debajo de la expectativa de analistas; en Intercam Casa de Bolsa, esperaban un crecimiento de 5.4 por ciento.

Un punto negativo que no se debe dejar de lado es que el Banco de México subió recientemente la tasa a 7.5%, cuando la cartera de crédito al consumo cerró en el 2017 con la desaceleración más pronunciada en cerca de siete años. Con un aumento anual de 1.4% en términos reales, el crédito al consumo de la banca comercial reportó el crecimiento más bajo desde noviembre del 2010.

De acuerdo con Ve Por Más, por tipo de tienda, las departamentales tuvieron el peor desempeño al crecer tan sólo 1.7%, mientras que autoservicio se expandieron 5.4 por ciento.

Las ventas totales crecieron 7.3%, con ventas acumuladas por 137,800 millones de pesos.

[email protected]