El débil crecimiento reportado por Walmart para sus ventas en México rompió las expectativas de analistas. La minorista registró un alza de 2.2% en sus ventas comparables durante julio, su desempeño más bajo desde febrero del 2017, cuando crecieron 2.1 por ciento. Para un séptimo mes, es el menor desde el 2014, cuando se elevaron 0.8 por ciento. El consenso esperaba un crecimiento de 4.5 por ciento.

De acuerdo con su reporte mensual de ventas, el monto promedio de compra registrado por la minorista se incrementó 2.9% en julio, mientras que el número de transacciones (tráfico) cayó 0.7 por ciento. Analistas coincidieron en que el fuerte ambiente competitivo que se registró en sector debido a ofertas de verano pudo influir en el resultado de Walmart. Sin embargo, Marisol Huerta, analista de Grupo Financiero Ve Por Más, opinó que los datos reflejan ya el impacto en el gasto del consumidor, y la desaceleración que ha mostrado la economía.

“Las cifras no cumplieron con nuestras expectativas ni con las del consenso del mercado. De acuerdo con nuestras estimaciones, la agresiva campaña en precios que realizó la empresa debió de haber mantenido el tráfico a sus unidades y compensar el efecto calendario negativo de un día menos de venta. En particular, la temporada de junio-agosto es la más intensa, dadas las estrategias promocionales de Julio Regalado de Soriana, y Temporada Naranja de La Comer, entre las más relevantes”, detalló.

Verónica Uribe, analista de Grupo Financiero Monex, señaló también que el decremento en el tráfico podría ser por campañas promocionales de la temporada de verano más agresivas e intensivas.

[email protected]