En enero, las ventas comparables de Walmart en México crecieron 2.7%, resultado menor al estimado por analistas, que esperaban un alza de 3.9 por ciento. Además, para un primer mes, es el crecimiento más bajo desde el 2014, cuando la mayor minorista del país presentó un decremento de 3.8 por ciento.

“Las ventas fueron afectadas por el débil repunte de la economía que prevalece en el país y que se nota en el gasto de las familias, por lo que la empresa tuvo que mantener rebajas en precios con el fin de mantener su cuota de mercado”, mencionó Marisol Huerta, analista de Grupo Financiero Ve por Más.

Sumado a lo anterior, el retraso en la entrega de los programas sociales otorgados por la administración federal también mermó el resultado de la compañía, según la estratega. Durante dicho mes no se observaron efectos en el calendario que afectaran el resultado.

El monto de compra promedio registró un alza de 2.2%, mientras que el número de transacciones a unidades iguales aumentó 0.5%, comparado con el año pasado. “El tráfico durante enero del 2020 en las tiendas pudo haberse visto afectado negativamente, debido a que el pago de la última quincena del mes cayó a finales de semana, lo que podría implicar que una parte de dichas ventas se trasladen a febrero”, explicó Verónica Uribe, analista en Grupo Financiero Monex.

Respecto al dato de las ventas totales realizadas en el país, estas crecieron 4.2%, resultado menor al consolidado en los últimos 12 meses, que promedian 4.8 por ciento. Al cierre de enero, Walmart reportó un total de 2,571 unidades en México, de las cuales 79% corresponde al formato Bodega Aurrerá, 11% a Walmart y cerca de 6% a Sam’s Club.

[email protected]