México encabeza el ranking de los socios comerciales de Estados Unidos y consolidó su posición como el proveedor de mercancías más dinámico en los primeros siete meses del año, de acuerdo con datos del Departamento de Comercio estadounidense.