Las ventas al por mayor cayeron en un 0.6% en las 37 ciudades más importantes del país por su volumen de intercambio comercial durante 2013 en relación al 2012, lo que revela que la economía no ha conseguido una plena recuperación, según datos de la Encuesta Mensual a Establecimientos Comerciales (EMEC) del INEGI.

Según la institución con datos hasta noviembre, en 19 de éstas se registraron caídas en este índice que registra el dinamismo comercial en un margen de entre el 10.5 y 0.2 a lo largo de 2013; esto, al promediar los resultados mes a mes durante ambos años.

Matamoros representó la ciudad, incluida en esta métrica, con una caída más importante en el volumen de ventas al por mayor: 10.5%, seguida de Tuxtla Gutiérrez con 6.5, León con 5.6%, y Hermosillo y Cancún con 5.1% ambas.

Así mismo, destaca que Toluca, Guadalajara y Ciudad de México, importantes motores económicos a nivel nacional también registraron retrocesos (1.9, 0.8 y 0.3%, respectivamente).

En contraparte, Chihuahua, Tampico, Durango, Saltillo y Culiacán se colocaron en los primeros lugares de crecimiento, con aumentos porcentuales de 5.5, 5.1, 3.7, 3.1 y 2.4 por ciento.

La EMEC, tiene la finalidad desproporcionar un panorama estadístico del comportamiento del sector comercio a nivel nacional y en las ciudades se con ingresos en importantes por esta rama de la economía, así como por el turismo.

El análisis Crecimiento Económico: un asunto intrincado , del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tec de Monterrey, destaca que en general la actividad económica en establecimientos comerciales han reportado resultados poco favorables.

En tanto, señala, existen serias complicaciones en las ventas al por mayor de textiles, alimentos y bebidas, y vestido, además de materias primas.

Resulta evidente que no existió una recuperación económica suficiente durante los últimos meses del 2013. La baja actividad en los establecimientos comerciales, en especial en el rubro de las materias primas al por mayor, es un reflejo de que las unidades económicas demandan menos de estos insumos lo cual podría implicar una disminución en su actividad productiva. En este sentido, de no mejorar dicho escenario, las expectativas de crecimiento para este año se tornarán cada vez más complicadas .