El fin de año se acerca y con él, la temporada de compras. Esto representa un desafío para los consumidores quienes pueden optar por el comercio electrónico como una excelente alternativa que evita trasladarse a las tiendas, las largas filas y las compras de pánico.

De hecho, México ha sido el país que ha tenido una de las mayores migraciones a canales online antes de la pandemia. Además, 61% de los consumidores encuestados planean aumentar su gasto en línea durante 2021 y 2022, de acuerdo con el Borderless Commerce Report de PayPal.

Pero eso no es todo pues el comprar en línea también ofrece ventajas adicionales tales como el poder acceder a rebajas y/o promociones —46% de los consumidores encontraron mejores ofertas—, poder comprar productos en el extranjero —40% de los consumidores pudieron acceder a productos que no pudieron conseguir en su casa—.

Sin olvidar que, mediante el comercio electrónico, se pueden anticipar las compras aprovechando campañas como la de El Buen Fin, en la que se ofrece crédito y facilidades de pago, cuyas ventas aumentaron 230% en comparación con 2019, según el Borderless Commerce Report de PayPal.

De esta manera, comprar en línea representa muchas ventajas ya que no solamente es más cómodo, sino que te permite ahorrar tiempo, acceder a mejores precios y/o promociones, que haya disponibilidad en la tienda o el comercio, además de que es seguro y más rápido.

En este sentido, es importante añadir que existen sistemas de pago seguros, convenientes e inmediatos como PayPal, el cual no comparte los datos financieros de sus usuarios con los comercios; lo que también le ha permitido convertirse en el método preferido de pago para compras en el extranjero en 13 mercados.

Aunado a lo anterior, los consumidores también esperan conveniencia, seguridad, aceptación y velocidad en los métodos de pago.

Accede al Borderless Commerce Report de PayPal y conoce más información que te permita conectar con los clientes durante la temporada de ventas de fin de año.

Branded Content

Branded Content es la unidad de contenido comercial de El Economista que da valor a las marcas con contenido que vale la pena leer.