La mayor carga tributaria al sector de las botanas (8% de Impuesto Especial a Productos y Servicios) a partir de este año, ya provocó la caída en ventas entre 20 y 40% a un mes de su puesta en marcha, que se podría traducir en la pérdida por más de 20,000 millones de pesos en la comercialización anual, por darle paso a que la informalidad acapare el mercado, denunció el presidente de la rama 106 de fabricantes de botanas de la Canacintra, Bruno Limón Celorio.

En dicho lapso, la informalidad ha ganado terreno a la industria en 30%, lo que sin duda provocará el cierre de al menos unas 1,500 pymes de 3,700 empresas afiliadas a la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

En entrevista, el industrial refirió que las empresas más golpeadas ante este aumento en el costo de las botanas son las establecidas en el norte del país, zona en la cual consumen más producto como cacahuates, charritos y todo tipo de frituras, con un porcentaje de entre 30 y 35 del mercado.

La mayor caída de ventas en botanas ha sido en Aguascalientes con un 50%, lo que es una cifra demasiado fuerte .

Limón Celorio informó que las principales empresas de alimentos procesados se ampararon, las medianas continúan haciendo, mientras que las pequeñas, lamentablemente no tienen la asesoría adecuada para hacerlo.

No así, dijo, el plazo para interponer un amparo en contra del 8% de IEPS vence a finales de este mes o principios de marzo.

Mientras tanto, el presidente de la Canacintra, Rodrigo Alpizar estimó que será en un mes más cuando se pueda firmar el pacto fiscal, ya que aún existen divergencias entre las autoridades hacendarias y la iniciativa privada.

Expresó que a la autoridad hacendaria se le ha comentado que el sector empresarial asume su compromiso de cumplir con sus obligaciones fiscales, sin embargo se le pide ayude a combatir el comercio informal, porque esta actividad ilícita ocasiona importantes mermas en las utilidades de las empresas que son legales en el país.

[email protected]