La comercialización de autos nuevos en México abrió el 2014 con buenos bríos, pues durante los primeros 10 días del año reportó 10,772 vehículos vendidos, lo que representa un incremento de 4.7% con respecto al mismo periodo del 2013, informó la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

No obstante, respecto de diciembre del año pasado disminuyó 18.4%, pues los primeros 10 días de ese mes se colocaron en el mercado 13,208 vehículos ligeros y camiones, informó el organismo privado. Para este año, la industria tiene la expectativa preliminar de comercializar 1 millón 152,000 unidades bajo un escenario optimista, luego de que en el 2013 vendió 1 millón 63,000 autos. En un panorama más conservador, los distribuidores estiman vender 1 millón 125,000 vehículos.

De acuerdo con datos preliminares, las marcas que registran crecimiento en la comercialización durante los primeros 10 días, son: Nissan, con alza de 22.2%; Renault, con 101.8%; General Motors, con 21.7%; Lincoln creció 150%; SEAT, con 26.7%, y Toyota, con 11.7 por ciento.

En caso contrario, las marcas que perdieron mercado son Ford con 44.6%; Chrysler, con 23.8%; Volkswagen, con 6.1%, y Honda reportó 75.5% ventas menos.

Durante el 2013, las ventas internas de autos nuevos rompieron la barrera del millón de unidades, a lo que este año, los empresarios del ramo apuestan a combatir los amparos interpuestos ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación que protegen el ingreso de autos usados que afectan al mercado nacional, al dejarlo por debajo de su potencial que es de ?1 millón 800,000 vehículos.

Y es que si bien la tendencia va a la alza, el mercado aún arrastra un rezago de varios años.

lgonzalez@eleconomista.com.mx