undefined

En el 2015, la industria automotriz en México continuó sobre ruedas y aumentando la velocidad. En este último año, las ventas totales al público crecieron 19%, con ello el promedio de cada año en los últimos seis fue 10 por ciento. En tanto que la producción total de vehículos ligeros creció 16% en promedio cada uno de los últimos seis años, ello anticipa que la industria automotriz podrá seguir creciendo aun a tasas récord, puesto que desde nuestra óptica estamos frente a una transición histórica que desplaza los centros de producción y consumo de la industria a los países emergentes.

En este contexto, la economía mexicana cobra más relevancia, al convertirse en una de las plataformas de exportación más rentables del orbe, con garantía de calidad y menores costes laborales, desde la cual se disputa la hegemonía del mercado de América del Norte por las grandes corporaciones. El explosivo despegue del sector está generando inversiones y empleos, mejorando con ello la perspectiva del mercado interno, que hoy por hoy, es la variable a considerar en la expansión de las economías que aspiran a la modernidad.

[email protected]

undefined