La victoria en primera vuelta del abanderado del Frente Social Cristiano, José Antonio Kast, si bien no tomó por sorpresa al mercado, la distancia que marcó respecto del contendor del Frente Amplio, Gabriel Boric, fue un elemento relevante.

"El triunfo de Kast da cuenta de que una importante mayoría de los chilenos no está de acuerdo con cambios abruptos y radicales que generan inestabilidad y que podrían llevar a un menor crecimiento y empleo", señala el economista jefe de Bci, Sergio Lehmann.

¿En este período previo a la segunda vuelta, Kast debería moderar su propuesta tributaria?, se le preguntó. Comienza un período en que tanto Kast como Boric van a ir en busca de los votantes de los otros candidatos. En el caso de Kast, él dijo que su programa no está "escrito en piedra", por lo tanto, está dispuesto a incorporar otros elementos.

Dentro de éste las rebajas de impuestos son relevantes y es cuestionable que lleven a un alza importante en el crecimiento.

¿En cuánto podría moderarse esta idea tributaria?, se le cuestionó. Por ahora, no veo espacio para rebajas de impuestos. Va a tener que moderar eso y esperar que las perspectivas de la economía mejoren y que haya más recaudación. Solo en ese caso podría acercarse a tasas de impuestos de países de la OCDE.

Además, el próximo año el gobierno tendrá un déficit fiscal importante, con una perspectiva de crecimiento pobre y lo que debe generar es confianza para lograr crecimiento.

¿Cuál será el mayor desafío del próximo gobierno en materia económica?, se inquirió. Desde el punto económico la clave será recuperar la confianza y el crecimiento. Desde el punto de vista social hay que buscar espacios de encuentro y consensos.