La discusión de las reglas de origen del sector automotriz, uno de los temas álgidos de la negociación de la modernización del  TLCAN, se mantuvo –ayer- en  estira y afloja para definir el contenido regional previsto entre 70 y 75%, con plazos de entrada en vigor.

Si bien Estados Unidos flexibilizó al haber retirado de la mesa el componente de igualar salarios en la industria, y fijó su postura de contenido regional de 70 a 75%, la propuesta no termina de “cuajar”, de acuerdo con fuentes de la Iniciativa Privada mexicana.

El presidente de la Concanaco, José Manuel López Campos, afirmó que Estados Unidos ha flexibilizado sus posturas para lograr un acuerdo en principio del TLCAN en mayo, donde en el tema de reglas de origen, aunque no se ha anunciado, se quitó el tema de salarios y se elevará el contenido regional.

“Subieron el nivel de reglas de origen, eso significa que quienes deseen proveer a países de estos acuerdos (TLCAN) van a tener que fabricar partes, que antes se fabricaban y formaban parte de cadena de valor desde Asia. Lo que a México le abre una ventana de oportunidad de la instalación de más fabricantes de componentes o ensambladores (chinos)”, explicó en conferencia de prensa.

La semana pasada, El Economista publicó que existían dos opciones a discutir: elevar el contenido regional de 62.5% a 75% con lista de rastreo a un periodo de 10 años; o bien de 62.5% a 70% sin lista de rastreo a cinco años. Fuentes allegadas a la negociación informaron que el acuerdo se encamina a la propuesta de elevar el contenido a 75% con un lapso a 10 años. “Pero nada está definido”, dijo.

[email protected]