El sexenio del presidente Enrique Peña Nieto será reconocido como el proceso más ambicioso en la transformación estructural de México, pero marcado por un retroceso y fragilidad del Estado mexicano, con el repunte de corrupción e inseguridad, afirmó Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“Entre los retrocesos observados en esta administración destaca la fragilidad del Estado de Derecho en México, que no es consistente con el lugar que ocupamos como una de las 15 economías más desarrolladas del mundo”, reprochó el dirigente empresarial.

Actualmente, México ocupa el último lugar en combate a la corrupción entre los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos y además empeoró en el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional. De los 180 países evaluados, México ocupa el lugar 135, refirió.

Al realizar un balance del Sexto Informe de Gobierno de Peña Nieto, el presidente del sector patronal destacó los acuerdos emprendidos con las diversas fuerzas políticas y la sociedad civil para la aprobación de 11 reformas, entre ellas, la energética, de telecomunicaciones, competencia económica, financiera, hacendaria, laboral y educativa. Además, destaca la aprobación de la Ley General de Reforma Regulatoria.

No obstante, De Hoyos criticó que a pesar de su aprobación, “las reformas de este sexenio aún no se traducen en mayor crecimiento económico ni mejores condiciones de vida para los mexicanos”.

Prueba de ello, dijo, son los retrocesos en la actividad económica, el empleo, el incremento de la deuda pública, así como mayor corrupción y repunte de inseguridad, que deriva en menor confianza de inversionistas. Comparó: mientras la economía mexicana crecía a 3.6% anual durante el 2012, a mediados del 2018, este crecimiento se redujo a 2 por ciento. Respecto al empleo, el porcentaje de población ocupada con empleo formal era de 40.4% en el sexenio de Felipe Calderón; en el 2017 era de 43 por ciento. Aun así, la precarización de los salarios ha empeorado.

Destacó que la última parte de la presente administración estuvo marcada por un gran logro: la capacidad del equipo negociador el TLCAN, que resistió las presiones de Estados Unidos. “Se obtuvo el mejor acuerdo posible para México”, destacó De Hoyos.

[email protected]