La balanza comercial del país podría comenzar a registrar un déficit a partir de junio próximo, pues una vez que se reactive la demanda agregada las importaciones deberán exceder a las exportaciones, previó Invex Grupo Financiero.

De acuerdo con la institución, no hay que olvidar que México consume más de lo que produce, ya que gran parte de lo que se fabrica se destina al sector externo, principalmente a Estados Unidos.

Por lo anterior, considera probable que a partir de junio la balanza comercial comience a registrar un saldo deficitario, no así en mayo donde las cifras podrían verse afectadas por el efecto del brote de la influenza del año pasado.

La balanza comercial de 2010 considera, se ubicaría en un saldo negativo de 5,300 millones de dólares, lo que representaría un déficit mayor al observado en 2009.

En su reporte, Invex estima que la balanza comercial de México registró un saldo de 195 millones de dólares en abril, con lo cual el superávit acumulado en lo que va del año se ubicó en 343 millones.

Tanto las importaciones como las exportaciones registran sólidas tasas de expansión, debido a la recuperación del sector externo y a una economía doméstica más fuerte que la de hace un año.

apr