A fin de disminuir la huella ambiental, la panificadora más grande del mundo apuesta por la incorporación de vehículos eléctricos a su flotilla y tener 4,000 de estos automóviles para el 2025, construidos por mexicanos.

  • Son 500 vehículos los que ya circulan en el país.
  • Ayudan a reducir la huella de carbono, al dejar de emitir cinco toneladas de CO2 al año.
  • La tecnología está disponible para cualquier empresa.
  • Es innovación 100% mexicana.
  • Se usan por los repartidores para hacer más prácticos los traslados de alimentos.
  • Son movidos por el viento o el sol, porque se recargan con energía de paneles solares o del parque eólico.

Branded Content

Branded Content es la unidad de contenido comercial de El Economista que da valor a las marcas con contenido que vale la pena leer.