El presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado de la República, Napoleón Gómez Urrutia, señaló que continúan las malas prácticas en la contratación de trabajadores, a partir de empresas de outsourcing, sin que hasta la fecha se hayan logrado frenar los abusos, a pesar de las acciones coordinadas que realizan la Secretaría de Trabajo y Previsión Social y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Al arrancar los trabajos del Parlamento Abierto en el Senado de la República, y ante la ausencia de funcionarios laborales del gobierno federal, Gómez Urrutia expuso que existe una urgencia por abordar los temas laborales que quedaron pendientes en la reforma a la Ley Federal del Trabajo promulgada el pasado 1 de mayo.

Entre dichos asuntos se encuentran los referentes a los derechos de las personas trabajadoras en el Apartado B; la igualdad laboral, así como la figura de la subcontratación; de ésta última, dijo “a pesar de que la Secretaría de Trabajo y el IMSS han llevado a cabo inspecciones a empresas que contratan personas a través de esquema de subcontratación, con el fin de evitar la simulación en la contratación de trabajadores, a esta fecha no se han logrado resultados esperados”, indicó.

Desde el inicio de esta administración, la titular del Trabajo, Luisa Alcalde, informó que mantendrían la coordinación con el IMSS para detectar a las empresas que utilizan el outsourcing de manera inadecuada afectando a los trabajadores. Asimismo, informó que se trabajaría sobre un esquema de inspección —aún en proceso de desarrollo— para que las inspecciones que sólo eran “para saber si tienen el extintor, sean realmente para verificar que los trabajadores estén correctamente contratados por el patrón o por la empresa de subcontratación”.

Para el presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, las malas prácticas continúan utilizándose con regularidad, y citó algunas de las que se tienen detectadas como son: la simulación en la prestación de los servicios sin realizarlos; dar de alta a las personas por un importe menor de salario al que regularmente ganan, constituirse con el único fin de evadir los cargos laborales y fiscales y no pagar de manera correcta las contribuciones federales locales de la seguridad social.

Una nueva regulación

Sin embargo, reconoció que “al igual que existen empresas que ejercen prácticas desleales en materia de subcontratación, también hay quienes, de manera responsable, buscan cumplir con todos los lineamientos que establece la legislación en materia laboral, por lo que sería irresponsable catalogarlos a todos por igual”.

De ahí que Gómez Urrutia se pronunció por llevar a cabo la regulación, que a partir de la información que proveen los expertos en el tema, permitan poner un freno a las malas prácticas “con las próximas reformas se busca mejorar el marco regulatorio en la materia para obtener, entre otros fines como: respeto y pleno cumplimiento a los derechos conferidos en la Ley Federal del Trabajo para todas las personas trabajadoras; declarar de manera íntegra el monto del salario; realizar las retenciones correspondientes por concepto de ISR, así como dar de alta a los trabajadores para efecto de sus prestaciones y seguridad social”. Sostuvo que la manera más eficaz para erradicar las malas prácticas es con un “marco regulatorio efectivo”.