El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que en materia económica nuestro país está avanzando, ya que hay elementos que indican que se está reactivando la actividad productiva; que se están recuperando empleos desde el mes de agosto, además de que se está apoyando la creación de empleo con la industria de la construcción.

En materia de empleo, el mandatario federal aseveró que van dos meses sin pérdidas de empleo, de la mano de una recuperación de los mismos, al tiempo que recordó que en agosto se recuperaron 90,000 puestos “y así vamos en septiembre, vamos con 49,463, todavía no llegamos a la mitad del mes, de modo que, si se obtuvieron 90,000 en agosto, ya llevamos casi 50,000 en lo que va de septiembre”, dijo en conferencia de prensa matutina.

López Obrador añadió que estos datos le sirven para informar que vamos “poco a poco recuperándonos”, además de señalar que el sector de la construcción es donde se ha generado un gran número de empleos en el último mes.

“Todo esto que estamos viendo, todas estas obras generan muchos empleos, porque no sólo es personal, los obreros, los trabajadores de la construcción, que están en sitio, que están en las obras ocupados, trabajando, sino que se está consumiendo mucho acero y mucho cemento, que significa también creación de empleos”, expresó desde Palacio Nacional. No obstante, la recuperación por la cancelación de empleos entre los meses de marzo a julio aún está lejos; la pérdida fue de un millón 117,584 puestos de trabajo, con lo que la recuperación de plazas del mes de agosto representa apenas 8.2% de los puestos de trabajo perdidos.

Al 31 de agosto del 2020 había 19 millones 588,342 trabajadores inscritos en el IMSS, siendo esta cifra 4.1% inferior a la observada hace un año y 5% inferior a los 20 millones 613,536 empleados registrados en febrero del 2020, previo al inicio de las medidas de distanciamiento social para contener la propagación del Covid-19.

En comparaciones anuales, la peor caída del empleo formal se observó en julio (-4.4%), último mes en el que se perdieron puestos de trabajo de los cinco que duró la sangría laboral causada por la cuarentena por la irrupción del coronavirus SARS-Cov2.

Este descenso fue mayor que el observado en el peor momento de la crisis del 2009 (junio, -4.2%), pero inferior al registrado en el clímax de la crisis de empleo de 1995 (noviembre, -9.3 por ciento).

 [email protected]