La Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) ha recibido, en las últimas semanas 3,800 denuncias de trabajadores quienes han señalado que fueron despedidos de manera injustificada, o que les fueron recortados sus ingresos sin que haya un acuerdo con el patrón de por medio.

Carolina Ortiz Porras, procuradora de la Profedet, señaló que, si bien se han dado conciliaciones, en donde se han dado reinstalaciones, también es cierto que muchas de las solicitudes no se han concluido.

“Hemos podido atender pocas porque en realidad lleva mucho tiempo cada caso, aproximadamente se han solucionado 1,500. También se han activado en la plataforma -Procuraduría Digital- alrededor de 400 empresas”.

En una videoconferencia organizada por la Asociación Nacional de Abogados de Empresa, Colegio de Abogados (Anade), la procuradora explicó que el uso de la nueva Procuraduría Digital -habilitada en unos días por la autoridad- “es un preámbulo al nuevo modelo de conciliación que ya se establece en la reforma laboral del 2017. En total hay 190 procuradores, pero en la plataforma es un grupo de 15 procuradores los que están dedicados a tiempo completo. Recibimos al día 1,200 llamadas y 300 correos a la página de orientación de la Profedet”, expuso.

Tras ser cuestionada por la cantidad de denuncias que llegarán a la Profedet, y a las que se tendrá que dar respuesta, la procuradora dijo que “esta situación atípica y que nos afecta a todos, en materia de la procuraduría tenemos muy buenos abogados, unos están resolviendo conflictos en whatsapp, otros en llamadas, otros están iniciando las demandas que se puedan presentar, en fin, están repartidos en diferentes actividades para dar soluciones”.

Ortiz Porras dijo al presidente de la Anade, Jorge Sales, que “nosotros somos una herramienta para conectar, para acercar no para pelear”, sostuvo.

Asimismo, destacó que es necesario retomar a la Procuraduría como una autoridad de trabajo en el sentido de respeto ciudadano, “porque con todo respeto, luego los patrones sólo se acuerdan de la procuraduría cuando quieren salir de un asunto por una premura”.

pmartinez@eleconomista.com.mx