La propuesta que hizo el lunes Grupo México para adquirir una participación mayor de 30% de las acciones B de Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) responde a su interés por incrementar las áreas de infraestructura y transporte, además de fundamentarse en las reglas de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), afirmó Juan Rebolledo, vicepresidente de Relaciones Internacionales.

No podemos seguir comprando como lo hemos hecho hasta ahora en el mercado de valores, sino que tenemos que hacer una oferta pública , agregó. Como respuesta al anuncio de Grupo México, GAP emitió ayer un comunicado en el que indica que los estatutos que rigen a la empresa impiden que los accionistas, en forma individual o conjunta, puedan adquirir más de 10% de las acciones representativas del capital social de la firma; sin embargo, el grupo presidido por Germán Larrea tiene cerca de 23% de las acciones de la serie mencionada. Nosotros estamos jugando con las reglas del mercado de valores, no con las de la empresa , aseguró Rebolledo.

EL JUICIO PENDIENTE

El 14 de octubre del 2010 GAP fue emplazado a un juicio mercantil ordinario propuesto por Grupo México para reclamar la nulidad de ciertos artículos de sus estatutos sociales , proceso que a la fecha no ha concluido.

A pesar de esta situación, ambos grupos participaron juntos en el proceso de licitación para la construcción del aeropuerto de la Riviera Maya, que finalmente se declaró desierto.

Miguel Aliaga, director de Relaciones con Inversionistas de GAP (que administra 12 aeropuertos), comentó que el recurso legal no representó ningún problema para hacer la oferta conjunta por la nueva terminal.

El Grupo (México) ha optado por invertir en acciones, conociendo de antemano los estatutos; una vez entrando, ha decido que los mismos no son los que se adecuan a su estrategia , añadió.

Al respecto, Juan Rebollo precisó que se trata de acciones diferentes porque una tiene que ver con cuestiones internas y la otra con autorización de la autoridad en la materia, quien deberá o no dar luz verde a la oferta pública de adquisición y dependerá de los inversionistas si quieren vendernos o no .

Pablo Duarte, analista de Actinver, aseveró que el interés de Grupo México en el grupo aeroportuario está en sus amplios márgenes de ingresos antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones, que son los más grandes del mercado mexicano, cerca de 70 por ciento .

[email protected]