Aun cuando Volkswagen México argumenta que los más de 45,000 vehículos vendidos cumplen con el certificado ambiental bajo la NOM 042 y NOM 079, la automotriz deberá cubrir la multa aplicada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), equivalente a 168 millones de pesos, por el hecho de anticiparse a comercializar unidades sin el aval de las autoridades en la materia, aseveró el subprocurador, Arturo Rodríguez.

No hay ninguna contradicción, cuando ellos (VW) dicen que cumplen con la normatividad mexicana, tienen razón. Lo que no cumplieron fue con los tiempos que debieron esperar a comercializar sus vehículos , explicó el encargado de Inspección Ambiental de la Profepa.

En entrevista, dijo a El Economista que la automotriz alemana cometió tres agravantes de cuatro criterios observados por la Profepa para imponer una multa. La Profepa puede imponer una multa por 3 millones de pesos por cada infracción, y por el solo hecho del poder económico de la empresa, que es muy alto , se aplica; además, se pondera el beneficio económico que puede obtener la empresa con esta irregularidad y se considera si hubo reincidencia, que en este caso no existe. Por último, se valora la intencionalidad del acto, que sí existe en este caso, porque la firma sabía que debía esperar al resultado y contar con la autorización.

Los certificados son 112, y al ir sumando cada infracción y los automóviles vendidos, que fueron 45,494, se llega a la sanción de 168 millones de pesos, porque VW sabía que tenía que esperar los certificados avalados por la Profepa.

Al recibir la notificación federal sobre la multa impuesta por incumplir con normas ambientales, Volkswagen de México respondió que todos los vehículos modelo 2016 del grupo cuentan con el certificado ambiental NOM 042 y NOM 079, por lo que reconoció la existencia de una falla administrativa a destiempo y no intencional .

VW inicia mal el 2016 en la UE

Las ventas de automóviles nuevos en la Unión Europea (UE) aumentaron 6.2% en enero con relación al mismo período del 2015, con un total de 1.06 millones de coches nuevos, informó la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA).

El crecimiento del mercado automovilístico en enero es inferior a la progresión anual registrada en el 2015, que fue de 9.3%, con un total de 13.7 millones de automóviles, pero superior a la estimación de 2% para el 2016 de la ACEA, gracias principalmente a los mercados de España e Italia, países duramente golpeados por la crisis 2008-2013, que siguen recuperando el terreno perdido, con un crecimiento de 12.1 y 17.4%, respectivamente, en enero.

En los otros grandes mercados, el crecimiento fue más moderado: 3.9% en Francia, 3.3% en Alemania y 2.9% en el Reino Unido. El récord de compra de coches nuevos en el Viejo Continente se remonta al 2007, con 16 millones de unidades.

El fabricante alemán Volkswagen, inmerso en el escándalo de los motores trucados, recibió un duro golpe en enero, cuando sus ventas europeas cayeron al nivel más bajo desde que fue ensombrecido por el escándalo de emisiones en sus motores diésel: cayeron 3.8% comparadas con el año previo, lo que arrastró las entregas del grupo, que también incluye las marcas Audi, Porsche, SEAT y Skoda.

Las ventas del grupo germano sólo aumentaron 0.8% en su comparación mensual; sin embargo, el grupo mantiene la mayor participación del mercado, con 24.2%, abajo de la previa de 25.5 por ciento.

Los analistas de IHS dicen que más allá del escándalo de emisiones, la marca también se vio afectada por la antigüedad de modelos clave como Polo, Golf y Tiguan. (Agencias)

[email protected]