Volkswagen de México espera cerrar el 2010 con ventas superiores a los 8,000 millones de dólares, lo que representaría un incremento de 25% respecto al año anterior, dijo Thomas Karig, vicepresidente de relaciones corporativas de la empresa.

El directivo del corporativo alemán confió en que se superen la producción de 400,000 vehículos para este año, luego del incremento de la productividad por el nuevo segmento de la ensambladora en Puebla.

En el marco de la inauguración del stand de Volkswagen en la expo Hecho en Alemania, Karing lamentó que la comercialización en el mercado doméstico haya tenido una ligera caída durante el mes de mayo con respecto al mismo mes de 2009, y es esto se debe a que el mercado mexicano no ha mostrado dinamismo y no se ha recuperado la confianza en el consumidor.

El Vicepresidente de Relaciones Corporativas adelantó que el próximo mes de julio se presentará el nuevo vehículo de la marca alemana, Jetta que será fabricado en la planta de Volkswagen en el país, con motivo del Bicentenario de la Independencia en México, el cual presenciará el presidente Calderón.

Durante el evento, la empresa presentó su auto New Compact Coupé para América Latina, el cual consume solo 4.2 litros de gasolina para recorrer 100 kilómetros y que emite solo 98 gramos de CO2 por kilómetro.

lgonzalez@eleconomista.com.mx

APR