El fabricante alemán de vehículos, Volkswagen (VW) informó el domingo que mantendrá sus plantas en México y prometió producir autos eléctricos en Estados Unidos cuando Donald Trump presiona para dejar de fabricar coches en el país vecino.

"Por cierto", respondió Herbert Diess, patrón de Volkswagen, cuando se le preguntó si mantendrá sus fábricas en Puebla. "Creo que Trump no querría que nosotros fabriquemos autos solo para exportarlos a México. México es para nosotros un mercado muy grande también" dijo y señaló que VW no ha entrado en contacto con el presidente electo de Estados Unidos.

NOTICIA: Volkswagen suprimirá 30,000 empleos en todo el mundo

Volkswagen, que tratar de recuperarse del escándalo mundial causado por sus autos trucados, se comprometió a construir en Estados Unidos sus vehículos eléctricos.

"Serán producidos en Estados Unidos (...) pero no hemos decidido" sobre el lugar, dijo Diess quien llegó a Detroit para participar el tradicional Salón del Automóvil.

Diess subrayó que podría ser ampliada la fábrica de Chattoonaga donde trabajan unas 3,200 personas y en la que arma el modelo Passat.

NOTICIA: Volkswagen quiere ser el líder de los autos eléctricos

"Creo que estamos muy bien posicionados en Estados Unidos. Hemos invertido fuertemente en Chattanooga. Tenemos ahí una de nuestras plantas más modernas", dijo.

"Realmente ahora nos estamos convirtiendo en una compañía estadounidense de autos", afirmó.

La decisión sobre esa planta será tomada a comienzos del 2018 dijo el ejecutivo quien aseguró que no teme ser blanco de presiones de Trump a través de la red Twitter como sucedió con otras compañías.

NOTICIA: ¿Qué es Moia, la nueva filial de VW al estilo Uber?

Trump, quien relevará al presidente Barack Obama el 20 de enero, puso en su mira proteccionista a General Motors, Ford y Toyota en cuyas plantas de México se producen autos que luego son vendidos en Estados Unidos con las ventajas que brinda el tratado de libre comercio TLCAN.

Trump sostiene que la producción mexicana con mano de obra barata hace perder empleos a los estadounidenses.

erp