El constructor alemán Volkswagen llamó a revisión en febrero todos sus modelos nuevos del Passat en Europa susceptibles de presentar un problema eléctrico, informó este martes la AFP.

"Llamamos a revisión el nuevo Passat, el B8" por un problema eléctrico detectado en febrero, declaró un portavoz de la marca en Alemania, sin querer cifrar el número de coches afectados.

NOTICIA: ¿Qué representa Volkswagen para el mundo?

"No tenemos constancia de accidentes" vinculados a ese problema, añadió, asegurando que se trataba de una "pequeña revisión". La berlina estaba siendo comercializada desde finales de 2014.

En Suecia, por ejemplo, el constructor ha "escrito a 13,700 propietarios de Passats (...) pidiéndoles que contacten con un concesionario Volkswagen para concertar una cita" y hacer la revisión, indicó a la AFP un portavoz de la marca en ese país.

El problema puede hacer que, eventualmente, el motor y la asistencia al frenado y la dirección asistida dejen de funcionar. Pero "el vehículo sigue frenando y girando", explicó el portavoz.

El fabricante alemán lleva desde septiembre inmerso en un escándalo por el trucaje de sus motores diésel.

NOTICIA: Claves para entender el escándalo desatado en Volkswagen

El grupo del mismo nombre y propietario de doce marcas instaló en el motor diésel de 11 millones de vehículos en el mundo un programa capaz de falsear los resultados de los tests anticontaminación.

La marca Volkswagen anunció el pasado mes, al igual que otros constructores alemanes, la llamada a revisión de 680,000 vehículos a Estados Unidos por un airbag potencialmente defectuoso proveniente del fabricante japonés Takata.

erp