Volkswagen de México (VW) confirmó su plan de inversión por 2,500 millones de dólares hasta el 2020 en el país, y anunció que, a raíz de la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC), incrementará su proveeduría en Puebla para producir una nueva SUV el próximo año.

Así lo ratificó Steffen Reiche, presidente ejecutivo de Volkswagen de México, ante el gobernador de Puebla, Guillermo Pacheco Pulido, durante una reunión de trabajo con directivos de la alemana para consolidar acuerdos en materia de más inversiones y seguridad, así como brindar paz laboral.

Las compañías de autopartes mantendrán sus inversiones y nuevos proyectos en Puebla tras el fin de producción del modelo Beetle en la planta Volkswagen, aunque ahora desarrollan ingeniería para las nuevas piezas del vehículo que lanzará la automotriz alemana en el 2020, por lo que se descartaron riesgos de recorte de personal.

VW había adelantado que sería agresivo en la producción y comercialización de SUVs, sin perder el éxito que ha mantenido en los compactos con el modelo Jetta.

De esta forma, se prevé que en el 2020 comience el ensamble de la Tarek, que es una SUV más pequeña que la Tiguan, y que irá hacia el mercado norteamericano.

Derivado del T-MEC, se incrementará la proveeduría en el estado de parte de la empresa ensambladora, la cual ratificó que el próximo año se producirá un nuevo modelo en la planta de Puebla, generando tranquilidad laboral en la entidad. La automotriz alemana cerrará una etapa en su historia de los sedanes para transitar a las SUVs, así que este 10 julio se tiene proyectado terminar con el ensamble del New Beetle, que desde 1997 se produjo exclusivamente en Puebla.

De acuerdo con VW, el auto que fuera el sustituto del legendario Volkswagen Sedán (conocido en México como vocho) tuvo una producción de más de 1.7 millones de unidades en sus dos generaciones: New Beetle y The Beetle, que considera todas las ediciones especiales como Dune, GSR, Hot Wheels, Barbie, Xbox, R- Line, Allstar, Coast, Sound, Exclusive.

VW ha tenido un éxito rotundo en el mercado de Estados Unidos con la SUV Tiguan, ensamblada en México. Al primer semestre de este año, de su producción total de 106,880 unidades, unas 105,101 se exportaron al mundo, y de ellas 56,917 tuvieron como destino el mercado estadounidense, y otras 29,154 el de Alemania.

Para este modelo, VW realizó una inversión de 1,000 millones de dólares, que incluyó la más reciente ampliación de la planta de Puebla, con la edificación de una nueva nave de construcción de carrocerías de más de 70,000 metros cuadrados. Se prevé que la inversión de la nueva SUV sea similar.

Steffen Reiche, presidente ejecutivo de Volkswagen de México; Carlos Luna, vicepresidente de Asuntos Legales, GRC & Compliance Officer; Mauricio Kuri, director de Comunicación Corporativa y Asuntos de Gobierno, y Emilio Ruisánchez, gerente de Asuntos de Gobierno, reconocieron y agradecieron el trabajo que realizó Pacheco Pulido en favor de la industria automotriz.

Durante el encuentro se garantizó a través del secretario general de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto, que se mantendrá el diálogo permanente con el gobernador electo, Miguel Barbosa Huerta. Participaron los secretarios de Competitividad, Trabajo y Desarrollo Económico, Jaime Oropeza Casas; de Finanzas y Administración, Jorge Estefan Chidiac, y de Infraestructura, Movilidad y Transporte, Antonio Peniche García.

Durante la reunión se aclaró que no habría reacomodo de personal, pues la nueva camioneta requiere talentos. Se prevé que haya ajustes en la producción por los planes del nuevo modelo, mientras las empresas productoras de autopartes se alistan para surtir a la alemana.

Tarek, la nueva integrante de la familia VW de México

Volkswagen iniciará en el 2020 el ensamblaje de una nueva SUV, la Tarek, un poco más pequeña de la Tiguan y que viene a complementar su oferta en este competido subsegmento.

Para el Grupo Volkswagen, México representa el séptimo mercado con más volumen de ventas en el mundo y el quinto en servicios de posventa.

La alemana cuenta con dos plantas: una de ensamble en Puebla y otra de motores en Silao, Guanajuato.

Al cierre del 2018, Volkswagen de México produjo 435,373 vehículos en su planta de Puebla y 342,695 motores en la planta de Silao.

Produce el nuevo Jetta, Golf, Golf Variant y nuevo Tiguan; así como motores, ejes y catalizadores. Hasta esta semana producía también el Beetle y Beetle Cabrio.

Posee una plantilla laboral de 14,000 trabajadores, de los cuales 9,000 son sindicalizados.

[email protected]