Con el uso de cubrebocas obligatorio a todo el personal, las medidas de sanitización y protocolos implementados en las zonas laborales, las grandes empresas han mostrado ritmo de 2 o 3% de contagiados acumulados, incluso se reporta que la tasa de mortalidad es hasta 20 veces más baja que la reportada a nivel nacional, afirmó la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Al lanzar la campaña “Cubretón” Ponle alto al contagio, para promover el uso del cubrebocas entre el mayor número de la población durante 50 días, en el sector empresarial, entre las autoridades e incluso se realizarán donaciones a personas de bajos recursos y zonas de alto contagio, Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, instó al Jefe del Ejecutivo a poner el ejemplo con el uso del cubrebocas entre la población y ser congruente ante los más de 50,000 fallecimientos por el Covid-19.

De acuerdo con un análisis internacional, está demostrado que el uso del cubrebocas se podría reducir hasta 90% la mortandad que el país ha enfrentado, sostuvo el presidente de la Comisión de Salud de la Coparmex, Adrián Coppel.

“Eso (el cubrebocas y medidas de sanitización) nos ha permitido no tener brotes importantes en nuestros centros de trabajo, y también tener una tasa que sí va avanzado el contagio, eso sí, porque 90% sucede fuera del ambiente laboral, creo que las grandes empresas traemos ritmos de 2 o 3% ya de contagiados acumulados desde que empezó la pandemia”.

En webinar, el líder patronal en México sostuvo que con esta campaña se estima que en 6 semanas se podría dar un salto cuántico para sostener el número de contagios, por lo que cada 10 días se realizará un reporte.

De Hoyos sostuvo que ninguna persona será discriminada ni afectada en su medio laboral si ha resultado positiva con la prueba del Covid-19. “No habrá trato diferenciado ni representa riesgo laboral por el hecho de estar infectados”, acotó