Los sectores empresarial y social del campo coincidieron en que debe reestructurarse el Programa Especial Concurrente (PEC) en el cual se conjunta el presupuesto total para el sector agropecuario, que en este año fue de 305,975.5 millones de pesos.

En ese sentido, la cúpula empresarial agropecuaria se manifestó por separar los apoyos sociales de los que buscan mejorar la productividad del campo, dijo Benjamín Grayeb, vicepresidente de Comercio Exterior del Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

Detalló que los apoyos que otorga el gobierno federal dan pocos resultados, pues 60% del presupuesto otorgado a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) se dirige a sectores que no tienen que ver con la agricultura y 30% se asigna a incrementar la productividad.

La mayoría de esos apoyos tiene que pasar por los gobiernos estatales , que los manejan a su libre albedrío y llega muy poco y a destiempo(…) Es necesario que todo eso se pase a Secretaría de Desarrollo Social, pues. LaSagarpa se debe enfocar en la producción y no en el apoyo de los sectores rurales , insistió.

En tal sentido, la reingeniería del PEC implicaría cambios en el presupuesto del 2012 y también en lo destinado al sector social. Se debe dejar en claro cómo se atenderá a la parte productiva pero también, a la parte social.

Por separado, el secretario de Organización de la Confederación Agrarista Mexicana, Humberto Serrano Novelo, afirmó: Es urgente la reestructuración del PEC, es básica en todas las dependencias federales, la secretarías actuales, como Agricultura, Reforma Agraria, Economía y el caso de Fonaes; todas necesitan una reestructuración de fondo para poder entrelazar bien las acciones, no nada más el presupuesto del campo, sino que también que las instituciones tengan acciones conjuntas para poder llevar a cabo esos programas .

pmartinez@eleconomista.com.mx