La industria automotriz debe trabajar en esquemas laborales flexibles y ambientes atractivos para que haya una mayor participación de las mujeres, así como dotarlas de capacitación, pues se ha demostrado que a las mujeres “no les gusta el ambiente laboral” del sector que tiene un enfoque masculino, coincidieron funcionarias, empresarias y legisladoras.

Claudia Jañez, presidenta del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales (CEEG), lamentó que solo el 16% de las mujeres en México se encuentren en un puesto ejecutivo y se pronunció porque las empresas definan horarios más flexibles para ellas, en especial a las madres de familiar.

“(A las mujeres en la industria automotriz) No les gusta el ambiente laboral, no es un ambiente creado para mujeres; la falta de balance de vida, que creo que esta pandemia nos hizo entender y regresar a las bases de que los hombres se dieran cuenta de la dificultad que es hacer 20 cosas al mismo tiempo, incluyendo el cuidado de niños y labores domésticas; además, de la ausencia de horarios flexibles”, comentó la empresaria basado en un estudio de la consultoría Delloitte.

Al participar en el primer foro organizado por la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), denominado “En el Camino de la Equidad de Género”, la representante de las firmas extranjeras con representación en México cuestionó la forma de trabajar para las mujeres, la cual está basado en horas-centavos en una oficina que por resultados.

Durante su participación en el evento, la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, sostuvo que el mayor reto de la participación de las mujeres en la industria automotriz es la capacitación y la dirección de sus habilidades, como es el caso de la innovación, para ser parte y transformar al sector que es motor de la economía mexicana.

“Se piensa que la industria automotriz y más la pesada, es con más enfoque a la parte masculina. Sin embargo, debemos decir que las mujeres han sacado la casta y han probado ser muy meticulosas, detalladas y rendir mejores resultados. El reto aquí queda, en lo que es la capacitación, y sobre todo reorientación de sus habilidades para tener mejores resultados”, expuso la titular de Economía.

En tanto, Julio Santaella, titular del Inegi, lamentó que tras la pandemia, las mujeres son las que más impacto presentaron en materia laboral, al ser desempleadas, y “cerca de un millón y medio de mujeres que laboraban no han regresado a buscar trabajo”.

Santaella abundó que 23 millones de mujeres participaban económicamente en la fuerza laboral, y actualmente se tiene el registro de solo 21.6 millones lo hacen. Mientras que el responsable del Inegi apuntó que en la industria automotriz, un 37% de los empleados son mujeres.