Guadalajara, Jal. El repunte de 53% anual en robo a transporte de carga y autobuses en México durante el tercer trimestre del año encendió la alerta para que la industria de transporte pesado conformara un frente común en reclamo al gobierno federal, estatal y municipal, así como a los legisladores para que aprueben a la brevedad la ley de seguridad vial que tipifique a este delito en el orden federal, pues argumentaron que el hurto a combustibles lidera este fenómeno.

La Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), la Asociación Nacional de Transporte Privado , la Cámara Nacional de Autotransporte de Pasaje y Turismo (Canapat) y la Conatram, exigieron a la Cámara de Diputados que cumpla con el compromiso de votar —la siguiente semana— la iniciativa de seguridad vial, a fin de que exista una real coordinación entre la federación, los gobiernos de los estados y municipales.

“Al camión se lo roban en una carretera federal de un estado, luego en el trayecto entran a una estatal, la mercancía que roban la guardan en otro estado, la comercializan en otro y el camión cuando se encuentra está en otro. Y hay concurrencia de muchas autoridades que hace imposible que se coordinen, y lo que se está haciendo es aprovechado por la impunidad”, reprochó Refugio Muñoz, director de la Canacar.

En conferencia de prensa, en el marco de la Expo Transporte ANPACT 2017, precisaron que las zonas de alto riesgo para el transporte de carga se concentran en la región de oeste, centro y sureste de la República Mexicana, principalmente en Puebla, Guanajuato, Veracruz, Tlaxcala, el Estado de México y Michoacán.

De acuerdo con un reporte de inteligencia Robo de carga en México al tercer trimestre, se registraron 1,088 incidentes de robo a transporte de carga, lo que implica un incremento de 53%, respecto al mismo periodo del 2016 y 28% con relación al trimestre anterior.

Entre los productos con mayor frecuencia de robo en los camiones se ubica el combustible con un índice de 31%, luego de que las autoridades tomaron el control de los ductos de gasolina que eran hurtados por los huachicoleros, y que ahora los delincuentes optaron por asaltar a los camioneros.

El robo a camiones de carga que transportaban vinos y licores era la actividad favorita de los delincuentes, pero ahora el hurto de combustible mostró un boom.

La Canacar informó que la pérdida estimada por robos acumula 1,000 millones de pesos, con gran alto índice de robo en las carreteras México, Puebla, Veracruz.

Miguel Elizalde, presidente de la ANPACT , sostuvo que el robo al transporte a carretera se ha recrudecido, lo que ha impactado en el precio de los seguros de los camiones, la mercanía y complicaciones de tramitología.

Durante la inauguración, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz, aseguró a los transportistas que el gobierno es aliado para combatir el robo, tanto es así que se han reducido.

No obstante, Jaime Delgado, presidente de la Canapat denunció que en lo que va de este año se reporta el secuestro de 3,200 autobuses, así como también alertó del apedreamiento de unidades, cerca de 3,000 unidades fueron apedreadas, ocasionando accidentes.