Frente al panorama de incrementos a las gasolinas y al diesel, electricidad, el encarecimiento del dólar, así como el aumento del costo en el financiamiento, la industria nacional se pronunció por impulsar un programa para el desarrollo de proveedores y el incremento de contenido nacional, en el que se exente de impuestos a empresas que inviertan, a fin de fortalecer el mercado interno.

Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), refirió que los incrementos han deteriorado el balance de riesgos para la inversión, la producción y el empleo en el sector formal de la economía, poniendo en jaque la operación y planes de diversas unidades productivas. En los albores del 2017 se consolidan tendencias que anticipan noticias poco alentadoras , acotó.

Por ello, exhortó a trabajar en el proyecto a partir del apoyo de firmas exportadoras y sectores claves como el energético, telecomunicaciones y metalmecánico, así como en obras estratégicas de infraestructura tales como el aeropuerto.

Demandó al gobierno federal que se comprometa a elevar las compras gubernamentales a 32% en favor de las pymes, y con el propósito de generar empleos en la industria. Además, urgió a exentar del pago de impuestos a toda aquella inversión que se realice en el sector formal de la economía.

El líder de los industriales consideró indispensable exentar del pago de impuestos a toda aquella inversión que se realice en el sector formal de la economía, por su contribución al crecimiento de la producción, a la conservación de fuentes de empleo, la generación de riqueza y la promoción del desarrollo de la economía formal.

Se ha ensombrecido el panorama económico nacional en el arranque del 2017. Las empresas del sector industrial enfrentan un panorama cada vez más complicado que altera su percepción en torno al ambiente para hacer negocios, sus planes de inversión, sus costos y su capacidad para mantener las fuentes de empleo , sostuvo Herrera Vega.

La industria mexicana atraviesa por tiempos difíciles. A los síntomas de debilitamiento en sus resultados de producción, inversión, exportaciones y empleo a lo largo del 2016, se suma el impacto sobre sus costos derivado de factores que están fuera del control de las empresas: incrementos a las gasolinas y al diesel; aumento a la electricidad; encarecimiento del dólar y mayor costo del financiamiento.

El presidente de la Concamin demandó asegurar la eficiencia en el ejercicio del gasto público federal, estatal y municipal para evitar subejercicios injustificados y absoluta transparencia en los programas de adquisiciones de bienes y servicios, así como en los proyectos de inversión gubernamental de los tres órdenes de gobierno.

lgonzalez@eleconomista.com.mx