La constructora de viviendas mexicana Urbi, una de las mayores del país, reportó una caída de 22% en su utilidad neta del primer trimestre, golpeada por una reestructuración de un instrumento de deuda, aunque sus ingresos crecieron.

La ganancia neta de Urbi sumó 214 millones de pesos (17 millones de dólares), comparada con los 273 millones de pesos del periodo enero-marzo del 2009, dijo la compañía.

Los ingresos de Urbi en el primer trimestre alcanzaron 2,400 millones de pesos, un incremento del 9% frente a mismo lapso del año anterior.

RDS