En México se crean 400,000 pequeñas y medianas empresas cada año, de las cuales sólo 1 de cada 10 tiene probabilidad de vida, reveló la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), quien planteó 24 acciones para revalorarlas e impulsarlas como motor generador de empleos.

Cada año inician actividades entre 350,000 y 400,000 Pymes industriales, agrícolas, comerciales y de servicios, cuyo nacimiento acredita la capacidad emprendedora existente en el país. Desafortunadamente, antes de alcanzar su primer año de actividad habrá cerrado la mitad y un 40% adicional no alcanzará los cinco años de labor. Esto significa que 9 de cada 10 Pymes habrá cerrado antes del primer quinquenio , destaca un estudio de los industriales.

El organismo privado que dirige Salomón Presburger precisa que la micro y pequeña empresa integran la base industrial del país, al concentrar el 97% del total de unidades económicas y con las medianas empresas generan el 50.3% del empleo manufacturero del país.

Ante ello, demandan revalorar el papel y la contribución de las empresas de menor tamaño, por ser la base del patrimonio industrial del país y por su probada contribución al empleo y al desarrollo regional. Además, los industriales apuestan que es el sector clave para detonar el mercado interno ante el oscurecimiento del panorama internacional.

La Concamin definió acciones a emprender para las Pymes: valuar la participación real de las Pymes en los procesos de licitaciones públicas para reforzar y privilegiar el contenido nacional y respetar los derechos de autor y propiedad industrial.

Los industriales destacan que el gobierno federal y los estatales den preferencia a la industria mexicana en sus procesos de adquisiciones de bienes y contrataciones de obras y servicios; así como facilitar el acceso a las Pymes a licitaciones públicas a través de financiamiento accesible para equipamiento y para capital de trabajo que incluyan operaciones de factoraje; garantías y fianzas de sostenimiento de oferta y cumplimiento de pedidos; apoyo técnico para mejorar la calidad y alcanzar los niveles requeridos por las normas y especificaciones aplicables y, asesoría que les permita a estas empresas realizar los trámites de registro, precalificación o certificación de confiabilidad, entre otras.

De acuerdo con el Pulso Industrial, la economía mexicana necesita equilibrar el funcionamiento de sus motores para elevar la contribución del mercado interno y reducir la dependencia de unas cuantas empresas y sectores. Fortalecer a las Pymes es una de las mejores opciones para lograrlo , considera.

Entre otros factores que plantea para el impulso de las empresas es la certificación de las Pymes, dar incentivos fiscales, aportar innovación y desarrollo tecnológico, incremento del monto de los créditos otorgados y valor público generado con sus apoyos.

Fortalecer los apoyos financieros y de asistencia técnica orientados a la incorporación y adaptación de tecnologías novedosas por parte de las industrias, especialmente en ecoinnovación, eficiencia energética, huella hídrica y tratamientos y gestión integral de residuos, entre otros , consideran los industriales.

lgonzalez@eleconomista.com.mx