Uber reveló este martes que información sensible de conductores de su plataforma de transporte fue robada en un hackeo ocurrido en octubre del 2016. Se trata del caso más reciente de ataque a una compañía tecnológica que pone en riesgo la información de millones de personas en todo el mundo. El Economista no pudo confirmar si entre los conductores afectados se encuentran mexicanos.

De acuerdo con la agencia Bloomberg, la información robada incluye los nombres, correos electrónicos y teléfonos de al menos 50 millones de conductores de la compañía a nivel global. En un comunicado, la compañía dijo que en el caso de Estados Unidos, los hackers pudieron acceder a los números de licencia de alrededor de 600,000 conductores estadounidenses.

“Solamente un número mínimo de conductores de otros países fueron afectados”, dijo un vocero de la compañía en México.

De acuerdo con Uber, no hay registro de que se hubiera extraído otro tipo de información como podría ser el historial de recorridos, números de tarjetas de crédito, números de cuentas bancarias, número de seguridad social o fechas de nacimiento.   

Esta semana, la compañía tecnológica de transporte removió de su cargo a Joe Sullivan, jefe de Seguridad, y a uno de sus asistentes, por mantener oculta esta vulneración.

En el comunicado, la compañía refiere que se percató de la vulneración un mes después de que esta sucediera, en noviembre del 2016, y en ese momento comenzó a tomar medidas para contener y prevenir el daño que ésta pudiera haber ocasionado.

La compañía no informó a sus conductores de este hackeo hasta este martes 21 de noviembre. No obstante, de acuerdo con la agencia Bloomberg, Uber le pagó a los hackers 100,000 dólares para que borrara la información y mantuviera la vulneración en secreto. La compañía dijo que cree que la información no ha sido utilizada, pero rechazó revelar la identidad de los atacantes.  

“Creemos que esto estuvo mal, y es por eso que ahora estamos tomando las medidas que hemos descrito. No hemos visto evidencia de fraude o mal uso relacionado con el incidente”, dijo la compañía en un comunicado.

[email protected]