La plataforma de transporte Uber y la empresa de entregas Postmates presentaron una demanda contra el estado de California, Estados Unidos, al afirmar que una nueva ley que trataría a los contratistas de la gig economy (economía por encargo) como empleados es inconstitucional.

La norma, que debe entrar en vigor este miércoles 1 de enero, implicaría que -bajo ciertas condiciones- contratistas independientes sean clasificados como empleados y reciban el salario mínimo y los beneficios de salud correspondientes. Ello incluiría a conductores de Uber y colaboradores de Postmates.

"Los demandantes buscan proteger sus derechos constitucionales y defender su libertad fundamental de trabajar como proveedores de servicio independientes y como compañías tecnológicas en la economía bajo demanda", detallan en la demanda presentada el lunes y publicada en línea por la cadena CNBC.

Uber advirtió antes en 2019 que se opondría a cualquier cambio de estatus de sus conductores, lo que aumentaría los costos de las responsabilidades sociales de la compañía.

En la demanda, Uber y los otros involucrados afirman que la ley se afinca en los proveedores de servicio independientes mientras que deja de lado a los vendedores, los agentes de viajes, los conductores de camiones de construcción o los pescadores.

"No hay razón para estas excepciones sin sentido", señalaron.

Uber y su rival Lyft han reservado cada uno 30 millones de dólares para promover un referendo, autorizado por las normas californianas, para sustituir la ley con un compromiso de derechos sociales que presentaron al gobernador del estado, Gavin Newsom.

Los conductores están divididos entre quienes quieren los mismos beneficios que los empleados y quienes disfrutan la flexibilidad de escoger las horas del día en que trabajan.

La gig economy ha dado a los conductores "oportunidades para ganar dinero cuando y donde quieren, con independencia y flexibilidad sin precedentes", indicaron los demandantes en el texto.

California es uno de los principales mercados de Uber, con cerca de 9% de sus ventas en sus plataformas hechas en ese estado, según CNBC, que cita al director ejecutivo de la compañía, Dara Khosrowshahi.

kg