Empresarios de la Unión Europea están interesados en la Alianza del Pacífico y ven a México como eje de ese incipiente, pero prometedor acuerdo en el que participan cuatro países latinoamericanos y que abre amplias posibilidades para el comercio y la inversión.

Así lo estableció Mark Heinzel, directivo de la Asociación de Cámaras de Comercio e Industria de Alemania, quien destacó los cambios positivos que se han dado en México bajo el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Al referirse a las reformas estructurales impulsadas en México, el dirigente empresarial alemán resaltó que un aspecto sobresaliente de la educativa es que generará mano de obra mejor calificada, independientemente de otros beneficios para los habitantes de ese país.

Subrayó también el impacto favorable para la inversión del programa de infraestructura, pues favorecerá el transporte de mercancías, lo cual es clave, dado que México forma parte del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y es un participante clave en la Alianza del Pacífico que también integran Chile, Colombia y Perú.

Igualmente consideró muy positiva la reforma energética, ya que además de abrir nuevas oportunidades de inversión, considera el desarrollo de energías renovables, campo en el que Alemania está muy avanzada.

Heinzel opinó además que aunque sobre el tema de la violencia y transparencia en México hay percepciones no del todo positivas, esto no elimina ni frena las grandes posibilidades que ofrece la economía mexicana, con su mano de obra calificada y su participación en bloques comerciales clave, tanto al norte como al sur del continente americano.

Por ultimo, consideró que México debe aprovechar mejor el Tratado de Libre Comercio que ya tiene con Alemania, por lo que pidió que los empresarios de ese país dejen de mirar sólo a Estados Unidos y observen que las oportunidades también están en otras partes y deben ser aprovechadas.

hbr