Las ventas de vehículos japoneses nuevos disminuyeron a la mitad en abril y llevaron a la cifra total de despachos a mínimos, por los efectos del terremoto del 11 de marzo que causó una interrupción sin precedente en la industria.

En contraste, la surcoreana Hyundai Motor y su filial Kia Motors brillaron porque ocuparon el espacio que dejaron las fabricantes locales.

El líder del mercado, Toyota, registró el peor desempeño con una baja de 69 por ciento.

La ventas mensuales de vehículos cayeron al nivel más bajo desde­ enero de 1968, cuando comenzaron los registros.

Sumando los vehículos de 660 centímetros cúbicos, que se cuentan por separado, las ventas de vehículos nuevos en el tercer mayor país fabricante de vehículos cedieron 47.3% a 185,673 unidades.

No podemos decir que hayamos tocado fondo , dijo Michiro Saito, gerente general de la Japan Automobile Dealers Association, que compila los datos de vehículos sin considerar los más pequeños.

Incluso ahora, muchos fabricantes están produciendo sólo a 50% de sus planes originales , agregó.

Los líderes del mercado, Toyota, Nissan y Honda se han visto obligados a recortar su producción globalmente después de que el terremoto y el tsunami afectaron la producción de cientos de componentes para sus vehículos.