El presidente estadounidense, Donald Trump, ha pretendido erosionar la confianza en la llegada de Inversión Extranjera Directa (IED) a México, afirmó Ildefonso Guajardo, secretario de Economía (SE).

“El presidente Trump ha sido bastante predecible en donde ha sido reiterativo, que lo que a él le interesa es darle certidumbre hacia el futuro a la industria automotriz, la posibilidad de que se generen más empleos en EU de los que se estaban generando, un poco redistribuir el crecimiento.

“(Trump se pregunta a sí mismo:) ‘Si yo soy el dueño del mercado de 80% del consumo de coches, ¿por qué estoy recibiendo menos de 40% del crecimiento de la industria?’. Entonces, es una visión muy mercantilista, pero es su visión”, dijo Guajardo, en una entrevista televisiva.

Trump ha hecho de la renegociación del TLCAN una prioridad inicial prominente de su gobierno. Lo ha considerado como el “peor acuerdo comercial” y ha declarado que puede tratar de retirar a Estados Unidos del mismo. Sus críticas las ha centrado en el déficit comercial de su país.

“Creo que el negociador comercial (Robert Lighthizer), que es conocedor desde fuera, fue un abogado acerero por 30 años que conoce los instrumentos comerciales, trae una serie de elementos que ya los ha dicho públicamente en las audiencias públicas en la Cámara de Representantes de Estados Unidos y en el Senado, y de alguna manera dice: ‘No permitamos que en estos acuerdos demos tanta certidumbre a nuestros inversionistas para que vayan con demasiada confianza a invertir a otros países”, dijo Guajardo.

Como ejemplo de ese pensamiento, Guajardo refirió la propuesta estadounidense de la cláusula sunset, con la cual se terminaría automáticamente el acuerdo comercial cada quinquenio, a menos que los tres países acordaran antes renovarlo. También puso como otra muestra el Capítulo 11 del TLCAN, que trata sobre controversias entre Inversionista-Estado y en el que la Casa Blanca pidió un mecanismo que incluye los términos opt-in y opt-out, con los que para iniciar el levantamiento de un tribunal, la parte demandada tiene la opción de someterse al caso o no. De oponerse, el proceso ni siquiera inicia.

“De alguna manera en su mente (de Lighthizer) está: ‘¿Qué tantas cosas puedo hacer para volver a México menos atractivo para las inversiones?’. Eso se refleja en su propuesta en el Capítulo 11, el cual quiere desaparecer, que es el que da garantías a los extranjeros de poder tener protección en materia de inversión. Eso es lo que quiere hacer con el sunset. Si meten un sunset con muerte súbita a los cinco años, pues prácticamente le estás diciendo a los inversionistas que no inviertan”, cuestionó.

[email protected]