El incremento en el consumo de vino en México en los últimos años representa una oportunidad para los productores nacionales de acrecentar sus volúmenes de venta y fortalecer su posición en el mercado.

El director general del Consejo Mexicano Vitivinicola, Ramón Velez, indicó que en la última década la ingesta de este producto en el país se duplicó y esperan que para 2020 se triplique.

Sin embargo, sólo 3% de los mexicanos consumen al menos una copa al mes, lejos de países con mercados maduros como Estados Unidos, donde 33% toma está bebida.

No obstante, la cámara indicó que existen muchas oportunidades, debido a que el trabajo desarrollado en los últimos años ha generado un consumidor de vino mexicano, ya que antes las personas le daban preferencia a productos chilenos o españoles.

En este sentido, el organismo expuso que alrededor de 80% del vino que se consume en el país es importando, mientras que sólo 20% es de productores nacionales.

Ramón Velez señaló que desde la asociación están trabajando para mejorar el posicionamiento de los productos hechos en México, a través de una campaña de publicidad más agresiva, en distintos medios.

Además, con la capacitación de los vendedores en la tiendas y de meseros en los centros de consumo, a fin de que transmitan la esencia de esta bebida.

Otra de las estrategias es aumentar la presencia del vino mexicano en mercados mundiales, pues en la actualidad se comercializa en 33 países y compite con bebidas de todo el mundo.

Datos del consejo señalan que aproximadamente 80% de la producción nacional se destina al consumo interno, mientras que sólo 20% va a otros países.

MFH