Por orden de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), los Tribunales Colegiados de Circuito (federales) del país deberán aplazar las resoluciones de los juicios que impugnan la reforma laboral hasta que el Máximo Tribunal emita un criterio al respecto.

Ello toda vez que Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación recibiera 53 amparos en contra de la Reforma Laboral, promulgada en noviembre del 2012, por lo cual creó una comisión especial, encabezada por la ministra Margarita Luna Ramos, para analizarlos y elaborar un proyecto conjunto de sentencia.

A través de un acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación, La corte Suprema publicó este acuerdo en el que de igual manera se informa a los juzgados federales de primera instancia enviar los juicios de amparo a los Tribunales Colegiados de Circuito.

Los 53 amparos que alberga la Corte fueron presentados por sindicatos y particulares de forma separada e impugnan artículos que se relacionan con el derecho y deber social; régimen de subcontratación laboral; condiciones generales de trabajo; régimen de contratación de trabajadores mexicanos que realicen trabajos fuera de territorio nacional.