Más de 350 empresas transnacionales y organizaciones empresariales instaladas en Estados Unidos enviaron una carta a los legisladores de ese país para impulsar la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá.

“Como asociaciones y empresas que representan a fabricantes grandes y pequeños en todos los sectores de la industria manufacturera de Estados Unidos, les escribimos para instar a que se apruebe el T-MEC tan pronto como sea posible este otoño”, exhortan en la misiva, fechada el 15 de octubre.

Entre las empresas firmantes están: General Motors, AT&T, BASF, Bayer, Cargill, Caterpillar, Ford, General Electric, IBM, Honeywell, Syngenta, Johnson Controls, Magna International, Nucor, PepsiCo y Samsung.

“Hacerlo es esencial para promover la certeza y el crecimiento de las empresas manufactureras, los trabajadores y las familias en todo Estados Unidos, cada uno de los cuales depende del comercio con nuestros socios norteamericanos para prosperar y crecer”, añaden.

 

 

Otras compañías participantes son: FCA, The Hershey Company, Toyota, Tyson Foods, Union Pacific, TC Energy, Schneider Electric, Procter & Gamble, Polaris, Mondelez International, Navistar, The Coca-Cola Company, The Hershey Company, Mars, Kellogg Company, The Kraft Heinz Company y Merck & Co.

En la carta, argumentan que América del Norte es el mercado comercial más importante para los Estados Unidos a nivel mundial, con Canadá y México comprando una quinta parte del valor total de la producción manufacturera de Estados Unidos.

También subrayan que solo Canadá y México, a pesar de representar menos del 4% de la economía mundial, compran más productos manufacturados en Estados Unidos que los siguientes 11 socios comerciales combinados de la economía estadounidense.

Entre las organizaciones empresariales destacan: American Automotive Policy Council, Business Roundtable, Motor & Equipment Manufacturers Association, American Association of Exporters and Importers, American Beverage Association, U.S. Chamber of Commerce, Steel Manufacturers Association, American Chemistry Council y American Petroleum Institute.

Refieren asimismo que las exportaciones de manufactura de Estados Unidos a Canadá y México respaldan a millones de empleos de manufactura estadounidenses, así como a 40,000 pequeñas y medianas empresas y comunidades en los 50 estados.

Ventajas del T-MEC

Según los firmantes, el nuevo acuerdo comercial realiza “mejoras significativas” al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que entró en vigor hace 25 años, y estimulará el crecimiento y la certeza que tanto se necesita dentro del mercado crítico de América del Norte.

Los firmantes arguyen además que el T-MEC fortalece y moderniza el motor de innovación de Estados Unidos, al incluir las mejores reglas de propiedad intelectual de su clase que ayudarán a proteger toda la gama de invenciones e innovaciones de fabricación estadounidense contra robos.

A la vez, establecerá nuevos estándares para la economía digital del siglo XXI, los cuales prohibirán las medidas distorsionantes que socavan la innovación estadounidense.

También resaltaron que ampliará el acceso de fabricación de Estados Unidos a Canadá y México. El T-MEC mantendrá y mejorará el acceso al mercado libre de aranceles a ambas naciones, eliminando la burocracia en la frontera y facilitando a las pequeñas y medianas empresas vender en estos mercados críticos.

Finalmente, concluyeron, el T-MEC nivela el campo de juego: elevará los estándares, mejorará la transparencia y prohibirá la discriminación contra Estados Unidos y la actividad anticompetitiva, todo mientras se proporciona la misma aplicación obligatoria para todos los compromisos del acuerdo.

 

 

[email protected]