Lilia González / EL ECONOMISTA

Los cambios que impulsa el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador podrían derivar en autoritarismo, corrupción intocable y el riesgo de sufrir una regresión económica, política y social, advirtió Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

En el marco del Encuentro Empresarial de Coparmex 2019, el líder patronal alertó que de transitar por un camino equivocado, el país puede perder la brújula ante una posible y grave regresión al centralismo, donde el Ejecutivo pueda someter al Poder Legislativo bajo una obediencia ciega, al igual que a los nuevos empleados del servicio civil de carrera.

Durante su discurso inaugural, Gustavo de Hoyos alertó sobre el resurgimiento de un sistema de partido casi único que podría conducirnos a la “erosión de la estabilidad económica” que se ha construido a lo largo de tres décadas, y también a una corrupción intocable legitimada por los nuevos cotos de poder. Aún sin haber tomado las riendas del país de manera formal, López Obrador ha tomado decisiones regresivas como la cancelación del aeropuerto internacional en Texcoco, además ha adelantado que impulsará la consulta popular de manera periódica y sin requisito para ser vinculantes.

Aplaudió el hecho de transitar a una democracia participativa, pero recordó que una transformación puede llevarnos a evolución o a regresión.

Otro de los planteamientos del nuevo gobierno es el incremento de los salarios por decreto, lo que conllevaría a un enrarecimiento de las relaciones de trabajo y con esto degradar la paz laboral que ha sido uno de los principales activos del país, durante los últimos años.

También, el partido Morena, que lidera AMLO, presentó una iniciativa de ley para eliminar el cobro de comisiones bancarias, luego de acusar de su enriquecimiento a costa de los ciudadanos. El presidente de Coparmex instó al gobierno entrante a mantener las finanzas sanas y elevar la competitividad, así que “por ningún motivo, podemos permitir que se pierda el equilibrio en las finanzas públicas del país, ya sabemos y lo aprendimos con el pasado”, expresó.

De Hoyos instó a los empresarios y la sociedad a ser parte de la transformación y convertir el cambio en grandes oportunidades. “Depende justo de nosotros y de lo que hagamos en la sociedad cómo forjamos esta transformación hacia la democracia participativa”.

El sector empresarial conminó a AMLO a mantener las reformas estructurales como la educativa y no encaminarse a una regresión.

Además, la falta de atención a las buenas políticas públicas, como las Zonas Económicas Especiales (ZEE), podría frenar el desarrollo en distintas regiones, y expuso que lo que se haga en los próximos meses influirá en el tipo de país que se forjará. Sobre las declaraciones de José María Riobóo de que las advertencias de MITRE se tratan de patadas de ahogado, el empresario rechazó que haya berrinches o caprichos de su parte, y que éstos se miran en otra parte, respondió.

[email protected]