La autorización de dictámenes, permisos o licencias para iniciar una obra de infraestructura no es un tema burocrático sino de principios técnicos para evitar riesgos, incluso de seguridad, por lo que se debe dar el tiempo necesario y permitir que se hagan correctamente y no acelerarlos, consideró el presidente de la Cámara Nacional de Empresas de Consultoría (CNEC), Juan Sierra.

“Para que todo proyecto funcione como debe ser, tiene que haber una carpeta técnica y un apartado de permisos, viabilidades técnicas, jurídicas y diversas autorizaciones. Todo eso puede tardar entre tres meses y un año, aunque puede ser más tiempo. Ahora se quiere hacer en cinco días, de ese tamaño es lo que se busca hacer”, comentó.

En respuesta, en los próximos días prevé presentar a las autoridades correspondientes su opinión técnica sobre el tema, con la esperanza de que sea considerada.

En entrevista, Sierra dijo que el acuerdo del gobierno federal para blindar y acelerar obras de infraestructura en los sectores comunicaciones, telecomunicaciones, hidráulico, hídrico, medio ambiente, turístico, salud, ferrocarriles en todas sus modalidades, energético y puertos, entre otros, también genera preocupación porque hay posibilidad que no se tenga la transparencia necesaria por parte de las autoridades.

Desde su perspectiva, no se puede autorizar en cinco días, aunque sea de manera provisional, la construcción de un puente una manifestación de impacto ambiental.

“El asunto es claro: sin tener los estudios técnicos previos, de planeación, completos, por ejemplo, se va a iniciar una obra (del sector que sea) con alto riesgo de que haya un fracaso. Tal vez el suelo no está bien, el impacto ecológico que se causa es impresionante y no hay la certeza jurídica y técnica que los ingenieros, arquitectos o economistas pedimos cuando hay un proyecto de gran envergadura, puede ser cara la obra y puede fracasar fácilmente. Hay que tener mucho cuidado”, explicó el representante de las empresas de consultoría.

El asunto es claro: sin tener los estudios técnicos previos, de planeación, completos, por ejemplo, se va a iniciar una obra (del sector que sea) con alto riesgo de que haya un fracaso

Juan Sierra, presidente de la CNEC

Se busca acelerar

Para el presidente de la CNEC, para que se aceleren los inicios de obra y que no haya dudas en ninguna dependencia federal es que el acuerdo publicado la tarde de este lunes está firmado por sus titulares.

“Entendemos que hay una clara preocupación del gobierno de que no le están saliendo las cosas como esperaba, que hay obstáculo tras obstáculo en las obras prioritarias y que busca acelerar, pero no la forma adecuada para hacerlo”, refirió.

Adicionalmente, Sierra comentó que los procesos que se buscan para arrancar obras pueden generar temas de discrecionalidad que no abonan al sector, porque las empresas privadas están preparadas para competir en igualdad de condiciones y si hay discrecionalidad no ocurrirá en proyectos que se consideren de seguridad nacional.

“No estamos cerrados a iniciativas del gobierno federal, aunque hay iniciativas que deben ser sumamente pensadas y consultadas antes de que de alguna manera se formalicen por decreto, por eso vamos a dar nuestra opinión”, puntualizó.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx