Brasilia.- Unos 7,000 trabajadores encargados de la construcción de la gigantesca represa hidroeléctrica Belo Monte, en plena amazonía brasileña, iniciaron una huelga en reclamo de mejoras laborales, informó el consorcio constructor.

"La huelga comenzó este lunes, tenemos 7,000 trabajadores", informó a la AFP un portavoz de la compañía.

El consorcio indicó que los sindicatos construyeron barricadas en la carretera de acceso. "Ya sabemos que están afectados los cinco frentes de obras" de esa hidroeléctrica ubicada cerca de la población de Altamira, en el amazónico río Xingú, estado de Pará, añadió.

Las obras de la polémica hidroeléctrica, contestada por ambientalistas, indígenas y habitantes tradicionales del lugar que alegan que tendrá impactos sociales y ambientales dramáticos, comenzaron en junio del año pasado y los trabajadores ya se habían movilizado en noviembre.

Los trabajadores reclaman que el beneficio que reciben de viaje de avión o transporte pagado por la compañía y descanso de nueve días para visitar a sus familias, se garantice cada tres meses, y no seis como ocurre actualmente, y también quieren aumento del pago por concepto de alimentación.

Con 11,200 MW de potencia (cerca de 11% de la capacidad instalada del país) y un costo de 11.000 millones de dólares, la hidroeléctrica Belo Monte está destinada a ser la tercera mayor del mundo, atrás de la china Tres Gargantas y la binacional brasileño-paraguaya de Itaipú.

La hidroeléctrica fue cuestionada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), que pidió a Brasil que suspendiera la construcción y consultara a los pueblos indígenas afectados.

apr