Establecer un contrato laboral por escrito es fundamental para garantizar el derecho de los trabajadores. De acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), se reportaron 2.5% más empleados que firmaron un acuerdo con su patrón en el segundo trimestre de 2019, comparado con el mismo periodo de 2018, informó Arleth Leal Metlich, especialista en recursos humanos.

Los datos públicos, explicó Leal Metlich, indican que entre el segundo trimestre de 2019 y el mismo periodo de 2018, hay más patrones que otorgaron un contrato por escrito a los trabajadores subordinados remunerados y sumaron 17 millones 75,351 personas; mientras que quienes no firmaron su contrato fueron 16.3 millones.

Leal Metlich explicó que hay 3 millones 318,394 personas que tienen un contrato, pero este es temporal, “aún así es muy importante que exista el documento firmado por el patrón y por el trabajador, ello permite tener claridad en la relación de trabajo, porque incluso en ocasiones hasta hay duda en el cumplimiento de la jornada laboral”.

 

Comentó que es fundamental que los patrones “tengan claro que deben firmar contratos con sus trabajadores; ahora que hay cambios en la legislación laboral y que es muy importante que cada colaborador conozca su contrato, no pueden sólo hacerlo de palabra”, dijo.

La especialista expuso que, pese a que a los empleadores les da temor firmar contratos, “notamos que en este trimestre se mantiene un cambio en la tendencia que se venía presentando, donde había menos trabajadores con contratos firmados, que aquellos que sí tenían”.

En ese sentido, comentó que “en el segundo trimestre de 2017 se presentó ese cambio, había 16 millones 21,412 trabajadores subordinados remunerados, cifra mayor a los trabajadores que no tuvieron oportunidad de firmar un contrato había 15,865,759 personas. Situación que se mantuvo en este segundo trimestre de 2019”.

Prestaciones laborales

Por otra parte, Arleth Leal Metlich comentó que la calidad del empleo en el país es un asunto que debe atenderse; para los meses de abril-junio los trabajadores que no tenían prestaciones laborales, esto sin considerar el seguro social, sumaron 13 millones 637,497, cifra superior en 153,679 personas, respecto al mismo periodo de 2018.

“Las prestaciones son un atractivo para la atracción y retención de talento; algunos ejemplos son los vales de despensa, de gasolina, de restaurante, e incluso los días de vacaciones o la flexibilidad laboral, que son aspectos que buscan las generaciones más nuevas, como es el caso de los Millennials”, añadió en entrevista.

Destacó que los trabajadores que cuentan con prestaciones sumaron 23 millones 459,907; superior al periodo de 2018 en 409,924 trabajadores.