Toyota Motor Corp. anunció que planea retirar del mercado 138,000 vehículos Lexus en Estados Unidos para arreglar motores defectuosos, en el último episodio de problemas de calidad de la principal automotriz del mundo.

La empresa anunció que fallos en los resortes de válvulas, componentes cruciales del motor, podrían provocar que el vehículo se pare mientras está en movimiento.

Toyota dijo en un comunicado el viernes que planea presentar documentos sobre la retirada de vehículos ante el gobierno la semana que viene.

La retirada afecta a ciertos vehículos GS, IS y LS de los modelos de los años 2006 al 2008.

Toyota anunció que retiraría 270,000 vehículos Lexus de todo el mundo para solucionar el problema de los motores.

RDS