El constructor japonés Toyota anunció este miércoles el llamado de 50,000 vehículos todo terreno del modelo Sequoia 2003 en Estados Unidos, con el objetivo de mejorar su programa de "control de estabilidad".

"En los vehículos que no sean puestos al día, el sistema de estabilización del vehículo podría, en situaciones raras, activarse a poca velocidad (en torno a los 14 km/h) durante algunos segundos tras reiniciar la marcha después de una parada, y el vehículo podría no acelerar tan rápidamente como está previsto", ha detallado Toyota, segundo fabricante en el mercado estadounidense. Además, ha precisado que no hay constancia de heridos ni de accidentes en relación con este problema.

RDS