Detroit.- General Motors Co recuperó en 2011 el título de la automotriz que más vende en el mundo de manos de su rival japonesa Toyota Motor Corp, pero la compañía estadounidense se enfrenta al desafío de seguir en ese puesto este año en que Toyota reconstruye su negocio.

GM, que ha repuntado desde la quiebra en menos de tres años, dijo el jueves que el año pasado vendió 9,026 millones de vehículos en el mundo, un alza de un 7.6% desde el 2010. Su marca Chevrolet alcanzó además un récord de ventas de 4.76 millones de unidades.

El retorno al primer lugar de la automotriz, que tiene su sede en Detroit, ocurre después de que su reestructuración por quiebra del 2009 -financiada por los contribuyentes- le permitió reducir sus costos.

Sucede además porque las ventas de Toyota han disminuido en una cifra estimada de un 6% durante el 2011 a 7.9 millones de vehículos.

Toyota fue afectada por severas interrupciones de la producción tras un terremoto, un tsunami y una crisis nuclear en Japón y luego por inundaciones en Tailandia.

La automotriz japonesa está aumentando su producción para abastecer inventarios casi agotados con incrementos de capacidad en mercados emergentes como Brasil y China este año. Pero analistas dijeron que además se enfrenta a la competencia de rivales que han aumentado sus apuestas.

"El mayor problema de Toyota es que aun sin los desastres naturales, sus ventas no estaban precisamente creciendo", dijo el analista de autos de JP Morgan Kohei Takahashi.

"El ranking no es tan importante, pero necesitan una estrategia convincente para impulsar sus ventas", dijo, agregando que Toyota quedó detrás de rivales como Nissan Motor Co en el lanzamiento de autos pequeños para mercados emergentes.

Toyota se ha quedado rezagado frente al mayor crecimiento de las ventas de rivales como Nissan y Hyundai Motor Co , debido a su entrada relativamente lenta en mercados emergentes y a que se centró en atender la entonces fuerte demanda de los mercados desarrollados en la última década.

En un esfuerzo por ponerse a la par, Toyota está levantando fábricas en Brasil, China, Tailandia y otros países, apuntando a vender la mitad de sus autos en mercados emergentes para el 2015, desde el actual 40 por ciento.

La cuenta de las ventas mundiales de Toyota en el 2011 incluyó a subsidiarias que cotizan en bolsa como Daihatsu Motors Co e Hino Motors Ltd, y dejó a la automotriz detrás de Volkswagen AG, que vendió 8.16 millones de vehículos el año pasado.

Habría quedado también detrás de los 8.03 millones de autos vendidos por Renault SA y su socio Nissan, pero el total incluye los 638,000 autos vendidos por la firma rusa AvtoVAZ, en la que el fabricante francés tiene un minoría de un 25 por ciento.

RDS