Toyota detendrá sus operaciones de producción en las plantas Iwate y Miyagi en junio debido a la escasez de chips, dijo este martes la automotriz.

Dos líneas de producción de Iwate y la planta Miyagi Ohira en el este de Japón estarán paralizadas entre tres a ocho días, lo que afectará la producción de modelos como el C-HR y el pequeño utilitario deportivo Yaris Cross, dijo la compañía en un comunicado.

La suspensión afectará la producción de 20,000 vehículos, dijo una portavoz.