Toyota, que atraviesa la mayor crisis por problemas de calidad en su historia, considera retirar uno de sus modelos de más alta gama por una falla que puede paralizar su motor, dijo el periódico de negocios japonés Nikkei.

Decenas de miles de unidades del Lexus LS460 podrían ser retiradas en todo el mundo, dijo el diario que no mencionó fuentes.

La publicación agregó que existen reportes de que el motor de 2.3 litros del sedán, lanzado en el 2006 y parcialmente remodelado el año pasado, se detiene mientras el vehículo está en movimiento y no vuelve a arrancar.

La automotriz no ha recibido denuncias de accidentes relacionados con el problema, dijo el periódico.

Toyota, que está investigando las causas, podría verse obligada a cambiar partes del motor o actualizar el software de control, dijo Nikkei.

Toyota, que tuvo que realizar desde el año pasado el retiro de más de 8 millones de unidades por distintos problemas, podría notificar al Ministerio de Transporte de Japón de este posible nuevo retiro una vez que prepare el plan de acción para lidiar con el problema, concluyó el periódico.

RDS